Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Oyogu-Oyogu No Mi
Sáb Abr 04, 2015 11:45 pm por JorGGe

» Cerberus Project [ Gay / Slash / Yaoi Amo x Esclavo ]-Normal-Confirmación
Dom Ene 18, 2015 5:54 pm por Invitado

» One Piece Legacy (Normal) [Confirmación].
Sáb Dic 20, 2014 2:58 am por Mad Hatter

» ABC de Anime~
Sáb Dic 20, 2014 2:54 am por Mad Hatter

» Petición de Nivel
Dom Dic 14, 2014 8:13 pm por Haruka

» [Presente/Dúo] Luego del Escape - Devuelta al Reino?!?
Jue Dic 11, 2014 2:14 am por White Winters

» [JUEGO] Pide un deseo y arruina el de arriba
Vie Dic 05, 2014 6:00 pm por White Winters

» Comparte esa canción
Vie Dic 05, 2014 5:58 pm por White Winters

» hola? o.o
Jue Dic 04, 2014 2:13 pm por Miyuki

» Ficha Raxiel
Miér Dic 03, 2014 9:22 pm por Henry Reed

» Peticion de comunicacion
Mar Dic 02, 2014 11:45 am por Henry Reed

» [Pasado/Dúo] Stray cats
Mar Dic 02, 2014 5:01 am por Miyuki

» [Presente/Pelea]
Sáb Nov 29, 2014 7:43 pm por Henry Reed

» [Presente/Dúo] Mt. Corvo - Escape y Refugio
Sáb Nov 29, 2014 12:49 pm por Black D. Touya

» [Pasado/Dúo]Negro sobre blanco
Vie Nov 28, 2014 4:43 pm por Hyppolite Brown

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 30 el Dom Nov 09, 2014 9:27 pm.
Afiliaciones
Crear foroEl ultimo cosmosCrear foroOne Piece Legacy

El inicio de la gran revolución

Ir abajo

El inicio de la gran revolución

Mensaje por Alexio el Vie Nov 14, 2014 3:43 pm

Eran las siete de la mañana cuando abrí los ojos y miré al despejado cielo azul, tenía una gran sensación de humedad y estaba completamente destrozado, como si me hubiera pisoteado una manada de elefantes. Levanté mis brazos y estiré completamente mi cuerpo, después apoyé mis manos y note la sensación de la arena entre mis dedos, me encontraba en una playa pero ¿como había llegado hasta allí? Lo último que recordaba era al viejo que me había refugiado durante dos años aunque tras el viaje había olvidado completamente su nombre.
Decidí levantarme y salir de la playa en busca de un cartel para saber dónde me encontraba, tras salir de aquella angosta playa en la que apenas cabían un par de barcos, encontré un pequeño cartel en el que ponía el nombre de "Longuetown".
Dí un pequeño suspiro, me tranquilicé y miré en mis bolsillos para ver cuanto dinero tenía para comenzar a buscarme la vida en este nuevo lugar pero no encontré ni un solo berry, pegue un segundo suspiro y decepcionado intenté buscar a alguien en el puerto que me pudiera ubicar e intentar conseguir un pequeño trabajo para tener al menos para comer.
Tras una larga búsqueda encontré a un tipo un tanto extraño con el pelo gris y con un ojo de cada color (gris y rojo), me acerqué a él y le pregunté:
- Buenos días señor, ¿podría responderme a un par de dudas que tengo sobre este lugar? Si es tan amable...
avatar
Alexio
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Shiro el Lun Nov 17, 2014 8:07 am

La ciudad del inicio y fin tan llena de vida como siempre, mucha gente iba y venia entre los puestos de la calle principal como si fuera una gran plaza toda la isla que tenia su propia fama por claras razones pero ahora no era importante, aun con lo hermoso del día en el cielo azulado con pocas nubes que daban sombras refrescantes a los habitantes del sol, la fresca brisa marina que podía recorrer cada calle y hacer sentir lleno de energía a todos aquellos que estuvieran pisando Loguetown en esos momentos, pero claro que no todos podían disfrutar de una estancia agradable y había quienes tenían que trabajar para bien o mal de las cosas.

El puerto también rebosaba actividad. Numerosas naves mercantes atracaban en la isla descargando y cargando productos, desde comida a telas y utensilios. Pero no todos los barcos se dedicaban al comercio o al transporte de pasajeros, muchos de ellos eran barcos piratas, bucaneros que hacían una parada en la isla para preparar lo necesario y partir al Grand Line ... Sin embargo muchos no lo lograrían, serían detenidos antes de poder siquiera salir de este lugar.


Hacia unas horas que había llegado a la isla, por ese rato me mantuve caminando por el puerto y buscado un buen lugar para beber, alguna taberna de mala muerte seria lo ideal. Se preguntaran el porqué de una taberna así ¿no?, pues verán, en esos lugares la información era fácil de obtener y siempre rondaban los bucaneros que hacían alarde de sus robos y presumían sus ganancias, cualquier tipo de información podría resultar útil en un futuro. Quizás no lo pareciese a simple vista pero yo también soy un pirata, aunque lejos del estereotipo de pirata que se dedica a robar como una comadreja hasta reventar yo soy más de ir por libre, a mi ritmo ... "Entonces no eres un pirata, ¿Y tu tripulación?, ¿Y tus camaradas?" pensarían algunos y quizás tuviesen razón y no sería un pirata en el más estricto sentido de la palabra ... Me consideraría algo así como alguien que va en contra del actual gobierno así como de la Marina y tristemente por algo así ya te considerarían un criminal o un insurgente y puestos a ser un criminal preferiría ser considerado un pirata. Los piratas son libres, navegan por el ancho mar desafiando al propio Gobierno Mundial ... Aunque esa solo es la parte poética.

Mientras caminaba medio absorto en mis pensamientos en busca de cualquier taberna un tipo se me acerco y me pidió que le solventase algunas dudas. Miré al tipo de arriba a abajo; era relativamente alto, de pelo castaño y con un peinado hacia atrás con un mechón que atravesaba su rostro casi por el medio.

Me frote la nuca con mi mano izquierda mientras desviaba la mirada hacía la izquierda dejando notar algo de incomodidad. -Mmm ... Claro, adelante.- suspiré. Si me preguntaba por algún lugar en concreto no podría ayudarle pues hace poco que llegué a Loguetown, sin embargo, si es algo que pudiese responder no tendría problema en darle una mano.
avatar
Shiro
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 03/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Alexio el Lun Nov 17, 2014 11:55 am

El tipo me observó de arriba a abajo sin ningún tipo de complejo y me respondió con un aire de desconfianza e incomodidad abrumador. No parecía estar muy seguro de dónde se encontraba, no sabía si era alguien nuevo en la isla, un tipo despistado o simplemente una persona de pensamientos liberales, posiblemente podría ser parte de las tres. Le miré sin contemplaciones y observé que el se rascaba la cabeza sin mirarme a los ojos, algo que me ponía extremadamente nervioso, pienso que cuando hablas con alguien debéis miraros a la cara para que no haya ningún tipo de superioridad o algún gesto que la otra persona no vea y pueda sentarle mal.
Mi nombre es Alexio, aunque puedes llamarme Al - le dije estrechándole la mano - pareces un poco despistado, ¿acaso eres de esta isla? ¿o eres un nuevo inquilino en este lugar? Yo acabo de llegar y no tengo ni idea de dónde me encuentro, ¿serías tan amable de darme la localización de una taberna o al menos la plaza de la isla?
Volví a mirarle pero seguía teniendo la mirada perdida, no sabía si me iba a responder o seguía sumergido en su mundo pero ¿quién era? había algo en el ambiente que me hacía tener curiosidad hacia ese tipo... parece que guardaba algo misterioso pero no podía decirle mis ideales, podría ser un marine y me capturaría de inmediato. Mi cabeza se llenaba de más dudas cada vez. Volví a mirarle fijamente a los ojos - ¿y bien...?
avatar
Alexio
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Shiro el Mar Nov 18, 2014 10:21 am

-Mi nombre es Alexio, aunque puedes llamarme Al- se presento aquel sujeto a la vez que estrechaba mi mano. Todo aquello me había pillado un poco por sorpresa. -Pareces un poco despistado, ¿acaso eres de esta isla? ¿o eres un nuevo inquilino en este lugar? Yo acabo de llegar y no tengo ni idea de dónde me encuentro, ¿serías tan amable de darme la localización de una taberna o al menos la plaza de la isla?- continuo. ¿Acaso por un momento había pasado a ser yo el que estaba perdido y necesitaba ayuda?. Tantas preguntas seguidas hicieron que me sintiera aun más incómodo.

- ¿Y bien...?

Volví a suspirar para relajarme un poco y me presenté para no ser descortés. -Mi nombre es Shiro, Shiro Neekis.- hice una breve pausa -Encantado, esto ... Alexi ...  Al-san.- corregí. No me sentía muy cómodo abreviando el nombre de una persona a la que acababa de conocer.

Volví a frotarme la nuca incómodo. -Estamos en Loguetown.- me sentí algo estúpido al decir algo tan evidente pero al parecer Alexio no sabía ni en que isla estaba -Si sigues la calle principal deberías llegar a la plaza del mercado. En cuanto a lo de la taberna, yo también estaba en busca de una así que no sabría decirte donde encontrar una.- respondí finalmente a sus preguntas. Volví a mirar hacía el chico, me sorprendió ver que me estaba mirando fijamente, clavando sus ojos en mi ... Tras mantenerle la mirada un momento me dio la sensación de que no era un mal tipo, o al menos no del todo.
avatar
Shiro
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 03/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Alexio el Mar Nov 18, 2014 10:39 am

Volví a frotarme la nuca incómodo. -Estamos en Loguetown.- me sentí algo estúpido al decir algo tan evidente pero al parecer Alexio no sabía ni en que isla estaba -Si sigues la calle principal deberías llegar a la plaza del mercado. En cuanto a lo de la taberna, yo también estaba en busca de una así que no sabría decirte donde encontrar una.- respondí finalmente a sus preguntas. Volví a mirar hacía el chico, me sorprendió ver que me estaba mirando fijamente, clavando sus ojos en mi ... Tras mantenerle la mirada un momento me dio la sensación de que no era un mal tipo, o al menos no del todo.
Así que me encontraba en Loguetown, en el South Blue, conocida como la ciudad del Principio y el Fin... mi padre y mi maestro me habían contado alguna historia sobre esta isla pero mi memoria aún seguía algo tocada, aunque iba recordando poco a poco todo lo que me había pasado.
Aquel tipo parecía todavía algo incomodo aunque ahora me miraba más a los ojos y se iba relajando poco a poco - Así que estamos en Loguetown... he oído hablar mucho sobre esta isla. Parece que tú tampoco eres de este lugar, ¿quisieras acompañarme a dar una vuelta por la isla y tomar algo en alguna taberna que encontremos? Estaré encantado de hablar con alguien ya que ahora me encuentro muy solo en mi travesía - poco a poco intentaba que se sintiese más cómodo y le vi como un posible objetivo al que sacar la máxima información posible sobre aquella armada de la que me había hablado mi maestro.
La brisa marina soplaba cada vez más fuerte y conseguía que mi pelo golpeara mi rostro haciéndome sentir algo incomodo y ridículo - Shiro, ¿por qué asi te llamabas no? tengo algo de prisa y el aire se está comenzando a agitar, si quieres acompañarme ve tras de mí y conozcámonos un poco mejor - todo aquello se lo dije estrechándole una sonrisa y un gesto de felicidad.
Pensé que si este tipo no era de esta isla y no vestía como un marine debía tratarse de un pirata o un transeunte y ya que se encontraba solo debía de estar buscando gente si se trataba de un pirata, parecía un tipo bastante interesante y cada vez me entraba una mayor curiosidad por conocerle.
Rápidamente comencé a correr hacia la calle principal dando un grito - ¡Vamos Shiro, amigo, sígueme!
avatar
Alexio
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Shiro el Miér Nov 19, 2014 10:23 am

Realmente no sabía que se encontraba en Loguetown ... ¿Estaba este chico bien? ¿Tendría algún problema de memoria? ¿Mental tal vez?. No pensé mucho más en ello pues su inesperada propuesta me trajo de vuelta a nuestra conversación. Cuando me di cuenta echo a correr hacía la calle principal a la vez que gritaba -¡Vamos Shiro, amigo, sígueme!- aquello hizo que me volviese a preguntar si aquel tipo tenía algún problema.

Con un suspiro eche a caminar de forma calmada en la dirección que iba Alexio ... No porque tuviese intención de entablar amistad, o siquiera una charla ... Yo también buscaba una taberna así que simplemente nuestros caminos se cruzaban. Solo eso.

La brisa del mar empujada por el suave viento asentía en mi cara, hermoso día para caminar, privado de los rayos del sol ocultados por las majestuosas nubes que posadas sobre el cielo parecieran inertes ... No hubo que caminar mucho hasta encontrar una pequeña taberna. "Tasca del Mar" ponía en el viejo cartel. Un par de puertas al estilo western, se balanceaban hacia dentro y fuera de una cálida cantina. Gritos, música y risas provienen dentro de esas puertas. Un par de pasos y en un instante ya estaba sentado frente a la barra. Gente de lo mas común y corriente hacían presencia, el camarero, un hombre de uno 40 años, estaba limpiando unas garras y me dirigí a él.

-Jefe, una pinta por favor.- dije alzando la mano.

Alexio estaba junto a mi. El tabernero me sirvió la jarra de cerveza con bastante elegancia y me la lanzo deslizándola por la barra, alargando la mano pare la jarra fría , inmediatamente le meto un buen trago, después miro a Alexio ... Pese a la extraña primera impresión que me había causado no me molestaba su presencia del todo.

-Y dime Al-san, ¿Qué te ha traído a esta isla?.- dije aunque luego recordé que no sabía ni donde estaba por lo que aquella pregunta podría carecer de algo de sentido. Había decidido aceptar su oferta y hablar, al menos así mataría el tiempo.
avatar
Shiro
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 03/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Alexio el Miér Nov 19, 2014 11:58 am

Me senté al lado de Shiro para poder charlar un poco más con él, noté que poco a poco estaba más tranquilo con mi presencia. Parecía un tipo relajado al que le costaba mucho alterarse, todo lo contrario a mi que aunque pueda parecer tranquilo y consciente en ocasiones necesito correr y sentirme libre, estar un poco intranquilo, experimentar un poco de adrenalina.
- Jefe, a mi otra. - dije al camarero con un tono calmado. Miré a mi alrededor y parecía que los civiles se mezclaban con rufianes tan tranquilamente, este lugar era un poco sospechoso, en una taberna donde había piratas yo no me encontraría tan tranquilo. El camarero me dio mi cerveza y le pegué un tragazo hasta llenarme por completo. Estaba buenísima, mucho mejor que las de mi tierra, fría y espumosa. Al ver tanta espuma pensé que podía haberme manchado y me limpié el bigote con la manga de mi camisa.
Shiro me había preguntado y yo cordialmente le repondí:
-Realmente no tengo ninguna razón para estar en esta isla, fue una salida inesperada es una historia muy larga. Perdoname Shiro si soy algo directo pero veo que no luces como un marine y no eres un civil ya que no conocías la ubicación de una taberna en la isla... ¿cuál es tu propósito? Tampoco veo que dispongas de una tripulación así que reduzco mis posibilidades a dos: eres una pirata o un cazarrecompensas.
Volví a darle otro trago a la cerveza pero un golpe en la puerta hizo que me atragantara. - Hey! Venimos a realizar la inspección de sanidad de la taberna. -dijo un tipo marine o que al menos llevaba ese uniforme. Extrañamente este guiñó un ojo al camarero y se acercó a la barra. No le quité un ojo de encima, no parecía ser de muy alto rango debido a las pocas insignias y armas que llevaba consigo. Movió su dedo índice sobre la barra y sonrió, el camarero le estrechó un sobre y el marine lo escondió rápidamente. - Muy bien, todo está en condiciones, volveremos pronto. Muchas gracias a todos por su colaboración - dijo el marine mientras sonreía y soltaba un par de carcajadas.
No me lo podía creer, en este sitio también había corrupción. La Marina estaba totalmente corrompida y me repugnaba enormemente. No podía contener mi ira, miraba fijamente al suelo para que Shiro no viera mis ojos llenos de furia pero era inevitable que viera mi puño cerrado con muchísima fuerza. Me costó tranquilizarme pero finalmente lo conseguí. Igualmente no podía tomarme la justicia por mi solo, en esta isla no era nadie y aún era débil como para luchar con todo un cuartel de la marina asíque actúe de forma inteligente sin dejarme llevar por mis instintos.
En cuanto abrí el puño miré nuevamente a Shiro, - Lo siento por la interrupción, y bien, ¿que te trae por aquí? - se lo dije con un tono de voz suave y calmado aunque la cara de Shiro me decía que había visto mi descarado gesto, intenté sonreir pero no me salía seguramente se diera cuenta que era una sonrisa fingida.
avatar
Alexio
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Shiro el Vie Nov 21, 2014 1:50 pm

Mi pregunta fue rápidamente respondida y de una manera poco explicativa e informativa ... Aunque siendo sinceros no esperaba gran cosa, más bien era algo con lo que comenzar una conversación para pasar el rato. Supongo que tuvo el efecto deseado ya que continuó hablando aunque sobre una teoría sobre mi afiliación o identidad. Algo que no me molesto en gran medida, al igual que yo había preguntado sobre sobre su persona el lo había echo sobre la mía aunque la suya fue más directa.

Realmente pude encontrar algunos hoyos en su teoría pero decidí esperar a que terminase. Esta fue interrumpida por la llegada de un marine que había ido a recoger lo que parecía el soborno mensual o semanal para hacer la vista gorda sobre el local. Contemple la escena con la barbilla apoyada en mi mano derecha que a su vez estaba apoyada en la barra. También me di cuenta de la frustración de Alexio, parecía querer levantarse y darle un buen golpe al marine ... Interesante.

Cuando el marine se fue aun podía notar la ira contenida, frustración y puede que impotencia de mi acompañante por mucho que este intentase ocultarla.

-Lo siento por la interrupción, y bien, ¿que te trae por aquí?- intentó recobrar el hilo de nuestro tema inicial.

¿Por donde debería empezar? ¿Responder a su pregunta? ¿A su teoría sobre mi afiliación? ... -Bien, vayamos por partes.- dije antes de hacer una breve pausa para organizar lo que quería decir en mi cabeza -Piensas que no soy un marine porque no lo parezco pero las apariencias engañan ... Y sabes, nunca juzgues un libro por su portada y todas esas chorradas. Puede que sea un marine pero no de esta isla lo que justificaría el sentirme perdido en ella por lo que si has cometido algún delito y/o pretendes hacerlo esa conclusión podría haberte acarreado algún que otro problema problema ... Aun si ese es el caso admito que no soy un marine.- hice otra pausa para tomar aire. -Si fuese un buscado criminal o pirata lo último que haría sería decírselo a un desconocido. Lo mismo se aplica en el caso de que fuese un caza-recompensas, si estuviese aquí porque le siguiese la pista a una presa el revelar mi oficio podría ser un problema ... Quizás sea solo un turista.- dije justo antes de darle un trago a mi cerveza ... No desmentí nada (quitando lo de ser marine) pero tampoco confirme nada. -Bien respondiendo ahora a tu última pregunta; ¿Qué me trae por aquí? ... No sabría decirte ... ¿Voy a donde me lleva el viento? No, muy tópico ... ¿Estoy en busca de un tesoro? Improbable ... ¿Algún tiempo de misión secreta? ¿Quién sabe? ... - No respondí a su pregunta pero par ser sinceros no tenía una razón específica para encontrarme hoy aquí en Logetown.

Estuve callado un momento, esperando a que Alexio asimilase un poco todo lo que había dicho de golpe ... Todo aquello podría haber calmado ese sentimiento que podía verse reflejado en su cara cuando un marine vino a por ... mmm una "paga adicional" ... Aun así lejos de enterrar el tema decidí usarlo como el eje de nuestra conversación, me parecía más interesante que el motivo de nuestra parada en Loguetown o el pasado.

-Cambiando de tema ... Parecías bastante "afectado" (por decirlo de alguna manera) por la escena del mmmm soborno.- dije con algo de dificultad a la hora de encontrar las palabras adecuadas. -Aunque hubieses saltado de tu taburete y hubieses golpeado a ese soldado no habrías cambiado nada ... Para usar una analogía manida, la corrupción es como el cáncer. Si cortas el tumor, pero no tratas la causa… bien, como mucho estás consiguiendo tiempo. No hay un cambio verdadero sin una generalizada, sistemática intervención. ¿Entiendes?.
avatar
Shiro
Pirata Iniciado
Pirata Iniciado

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 03/11/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El inicio de la gran revolución

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.